15 oct. 2012

-Capítulo O6.


Nota: Les responderé en las mismas entradas donde comentaron ya que me quita un poco de espacio para el Cap ;3 aparte no me gusta x|, bueno ya, no las molesto.
Edith: ¡No quiero que se vayan! (dijo limpiándose unas lagrimas)
Yo: vamos. No será para siempre. Te lo prometo, te escribiré. (Dije acomodando todo)
Aly: te escribiremos (corrigió)
Tracy: si, tan sólo tómalo como un descanso de nosotras (le sonrió)
Edith: júrenlo, por Marilyn
Aly: ¿Marilyn? (nos miró extrañada)
Yo: Monroe…

     Hicimos la estúpida promesa. En serio a veces podía ser muy infantil.

     Y ya estábamos esperando el avión.

Edith: júrenlo de nuevo
Yo: bast-

     Se escuchó nuestro vuelo. Y ahí venía de nuevo el mar de lagrimas.

Yo: vamos Edd, no es mucho tiempo… pronto tú también irás
Edith: ¡el próximo año! ¡Puta madre!
Aly: tranquilízate con un demonio
Tracy: lo siento Eddie, nos tenemos que ir, en serio (dijo ya un poco estresada)

    Edd se seco las lágrimas.

Edith: Esta bien…. (Nos abrazo a cada una) las amo, cuídense y no dejen que los chicos de Liverpool las manoseen
Aly: idiota XD

    Nos alejamos de ella ya para abordar el avión.

    ¿A veces no les sucede que no creen que vayan a extrañar a la persona pero después, cuando entran en lo que están haciendo empiezan las lágrimas? Odio esa puta parte.

Tracy: ¿estas llorando?
Aly: Marica xD
Yo: cierren el pico…

     Miramos por los vidrios del avión para despedirnos de Edd quién seguía llorando al igual que yo. Le dijimos adiós con la mano.

     Gris. Negro. Pubs. Teddy Boys. ¿Qué mejor forma de describir Liverpool?
Llegamos a la casa donde viviríamos, nuestros padres se encargarían de pagar todo, por suerte. Aventamos todas nuestras pertenencias, teníamos una semana para acoplarnos con todo y empezar la escuela. Nos habían escogido para un pequeño intercambio excepto a Eddie porque había sacado una nota baja ¬¬, idiotas.

Aly: Pues… vámonos :D
Tracy: ¿A dónde si se puede saber? e.e
Aly: yo que sé, ¿un pub? (la miré incrédula) ¿qué?
Yo: acabamos de llegar, ¿sabías?
Tracy: ¡estoy cansada! (abrí grande los ojos) ¡¿Qué?!
Aly: xD si te sorprendes con eso te falta conocerla mucho. Bueno como no quieren ir yo si iré
Tracy: por más que me duela la cabeza… odio admitir que quiero ir
Yo: paso.
Aly: Okey c: (se paró de la cama donde estábamos todas aventadas y prendió la radio) ¡¡¡¡Ediiiiith!!!! :’c (una canción de The Beatles)
Tracy: (susurró para mí) y luego quien es la marica… (Reí)
Aly: idiota ¬¬ (reí aun más fuerte)
Tracy: esta vieja…
Aly: ¡vámonos!

     Se fueron a “arreglar”. Y digo “arreglar” porque tan solo se mojaron la cara y se pusieron otra blusa.   
     Aly y Tray ya venían para acá.

Yo: esperen… (Me miraron con expectativa) Yo también quiero ir :c (se quejaron) no iré a “arreglarme” ¬¬ (me respondieron con una sonrisa y fuimos camino a la puerta)

    Sonó el teléfono.

Tracy: no me jodas ¬¬
Aly: no contestes :D, ¡vámonos!
Yo: ¿qué tal si son nuestros padres?

    Se miraron una a la otra y luego se volvieron a mí y encogieron los hombros.

Yo: ¿y sí es Edith? …
Aly: ¡yo contesto!

    Corrimos al teléfono y peleamos por él hasta que se lo arrebaté.

Yo: ¿Hola?
-Hola
Yo: ¿quién habla?

    Se escuchó que peleaban por el teléfono del otro lado de la línea.

Yo: ¿Aló?
-Soy… Eh… Evan
Yo: ¿qué Evan?
 
    Aly me hizo señas de que colgara.

Evan: tú a-
Yo: Oh, lo siento Evan, me tengo que ir, ya que sabes mi número, me puedes llamar más tarde
Evan: es-esta bien, hasta luego Nattie
Yo: Adiós

      Muy bien me había dado miedo que supiera mi nombre…

      El Pub no era ni tan grande, ni tan pequeño, podría decirse que un poco más chico de lo esperado pero normal.

Tracy: muy bien aquí nos separamos (abrí tanto los ojos que creí que se me saldrían) ¿qué?, no creíste que estaríamos juntas toodo el tiempo, ¿o sí?
Yo: ah… ah…
T&A: Adiós (se separaron y se fueron con una sonrisa ah esparcirse por el lugar)

      Me senté en una de las sillas que estaban alrededor de la pista y observe a toda la gente del lugar. Al parecer la mayoría era de mi edad, se notaba.

-H-Hola… ¿Hola?
Yo: a mí (rió y asintió levemente con una sonrisa) ¿qué pasa?
-quería preguntarte… ¿me puedo sentar a tu lado?
Yo: (lo miré extrañada) c-claro

      Su cara era tan familiar. Claro. Todos dicen eso. Pero lo era. Sentía que ya lo había visto antes pero no recordaba que hubiera soñado con él o algo así.
       Nadie habló. Esperé que se hubiera sentado ahí para conversar conmigo pero al parecer, no, no tanto.

Yo: y… ¿cómo estas?
-No me recuerdas, ¿cierto? (negué levemente con la cabeza y soltó una hermosa risita) mal, la verdad, es la noche de un día difícil
Yo: eso me suena conocido, tú eres-
-¡Amor! (miré a la chica que estaba parada frente a nosotros y, como era obvio, llamando al chico de al lado)
-¡Hola!, bueno… chica gracias por dejarme estar contigo (me sonrió y se fue mientras le hacia bromas a ella)


       Se alejó y yo me quedé ahí como tonta, sentada & sola ¬¬.
Empecé a recoger mi dinero que se había caído de mi pequeña bolsita. Se unió a mi otro chico.
-Hola
Yo: ¿Hola?
-Soy Michael, Michael McCartney
Yo: Soy Nathalie Schwartz, dime Natt

12 oct. 2012

-Capítulo O5.


    Semanas después todo marchó exactamente igual, ya no hablábamos de lo ocurrido. Ella volvió a ser la misma, hablando de sus Beatles, típico. Y déjenme decirles que justo hablábamos de esos melenudillos.

Edith: Y George es alérgico a la piña…
Yo: tú también lo eres, ¿no?
Edith: (pensó un poco y abrió los ojos como plato) Eso es… ¡Cierto!, ¡Soy Georgina Harrison! (sonrió tan amplio que creí que se le saldrían los dientes)
Yo: Okey… cálmate… diablos no debí decir eso (susurré para mí)
Edith: Oye ¡tú!

       Volteé por detrás de mi hombro, tal vez no me llamaba a mí.

Edith: a ti tonta xD
Yo: ¡Hey! (hice un puchero) no me digas ton…
Edith: Ay sí, ¿de cuándo acá moderas tu vocabulario?
Yo: cuando yo quiero (hice un puchero más marcado cruzando mis brazos)
Edith: jajaja eres una tonta… ¡Hiciste que me saliera del tema!
Yo: bueno, bueno ya, continúa (la miré mal)
Edith: (aclaró su garganta) como le decía my lady… nunca me contó que pasó entre McCartney y usted (me dijo insinuando algo con las cejas)
Yo: (me sonrojé) Ay Edd no empieces
Edith: Naaatt
Yo: (giré los ojos) esta bien (dije entre dientes mientras que Edith me miraba bastante atenta)

    Y le conté toda mi historia incluyendo lo de los Jelly Babies de George, pero sería inútil repetirlo.
    Eddie me miró incrédula.

Yo: Ahora ¿qué?
Edith: No sabías que Ringo se llamaba Richard (me miró mal mientras cruzaba los brazos)
Yo: bueno… uno nunca sabe (le sonreí)
Edith: increíble, teniendo una amiga beatlemaniaca y no sabes (rió)

1 MES DESPUÉS  

X: ¡Bee!, ¿Dónde esta mi saco favorito?
Beatrice: Al lado de tus zapatos, no me digas Bee
X: gracias Bee(dijo sonriendo mientras se ponía el saco)
Beatrice: (rodó los ojos) de nada Paulie (dijo sonriéndole tiernamente)

     Esos dos se conocían desde que tenían memoria y ella lo amaba desde ese momento, una vez habían salido pero no fue nada serio debido a que Paul empezó a salir con otra y ahí terminó todo. Aún así ella no dejaba de quererlo.

X2: ¡Hey! ¡Bea!
Beatrice: ¡¿qué?! , ¡Maldita sea! (sí, habían interrumpido sus pensamientos sobre Paul)
X2: ;-; sólo quería decirte que estabas muy linda…
Beatrice: gracias George pero no funcionará esta vez, buen intento (los chicos rieron excepto por George)
George: me lleva… (Susurró para sí)
Beatrice: sabes que te quiero pero soy tu manager…
Brian: No sólo tú eres su manager (dijo recogiendo algunas cosas)
Beatrice: No te pongas de mal humor Eppy (hizo una cara suplicante y este salió de ahí rodando los ojos)
John: Eppy ámame (dijo haciendo una mala imitación de ella)
Beatrice: Jódete Lennon (dijo mientras se iba a mala cara)
John: me ama (dijo orgulloso)
X: ¿quién?
John: Eh… nadie Cyn (le sonrió)
Cynthia: ¿nos vamos? (dijo acomodándose el cabello en un espejo de mano)
John: Ah… (Miró a los chicos suplicantemente y estos sólo se rieron de él, pero él se defendió con una sola seña; levantó el dedo de en medio)
Cynthia: (volteó y John se acomodó fingiendo que no había pasado nada) ¿listo?, Jules nos espera
John: Claro (dijo fingiendo una sonrisa)

    Se fueron.

Paul: ¿no creen que fuésemos un poco malos?
Beatrice: ya nos encontrará haya…

‹‹-----------------------------------------››

     Me encontraba recogiendo mis últimas cosas mientras junto a Aly y Tracy Eddie lloraba sentada en mi cama, a mí lado. Aly y Tray se sentaron después al lado de ella para consolarla.
Poco faltaba para dejarla de ver.




Aly te respondí en la entrada anterior :3

11 oct. 2012

-Capítulo O4.


 Yo: ¿S-si? (dije dejando la mochila a mi lado mientras yo aún chorreaba de lo empapada que me había dejado la lluvia)
Zoé: (pensó un poco) Vete a cambiar, ya hablaremos al rato…

     Obedecí al instante antes de que dijera algo como “No, hablemos ya” o, “Estas castigada” o lo que fuera, sólo no quería escuchar sermones, no aún.
Subí rápido las escaleras, abrí la puerta de mi habitación y me tope con la pequeña Mai, mi hermana de 3 escasos años de edad.

Mai: Nattie…
Yo: ¿Si?
Mai: mamá me dijo que conocías a él chico de la tele…
Yo: ¿qué chico? (me apuntó a uno de los melenudos que estaban en la foto que ella sostenía, Ringo. Reí y la puse senté en mi cama, a mi lado) si, si lo conozco, ¿por qué?, ¿te gusta? (asintió mientras un lindo color rojo entraba por sus mejillas), si, es muy lindo…
Mai: (asintió) Nattie… (La miré y asentí para que prosiguiera) ¿l-le puedes dar esto? (me pasó una cartita que sostenía en sus manos con una tierna vocecita)
Yo: C-claro, ¿Por qué no?, ¿Qué es?
Mai: es un dibujo, mamá me ayudó a ponerle una nota
Yo: Oh vaya… ¿la puedo leer? (negó avergonzada con la cabeza baja) Oh bueno, no la leeré (le sonreí y ella de la nada me abrazó… yo al momento que me incorporé seguí su gesto) bien, ahora deja de abrazarme o te enfermarás (asintió y dejó de hacerlo)
Mai: Gracias Nattie
Yo: De nada, ahora… deja ir a bañarme, al rato hablamos, ¿está bien? (le sonreí, ella asintió y se fue saltando disimuladamente de mi cuarto)

    Iba a salir de mi cuarto pero me detuvo ahora mi hermana mayor, Lee Schwartz.

Lee: (no me dejó pasar la puerta) A ¿Dónde? Torpe
Yo: a bañarme, ¿tal vez?
Lee: Sólo vengo para decirte algo… ¡¿Por qué no me dijiste que eras amiga de The Beatles?!
Yo: (la miré mal) ¿en serio? (asintió súper feliz) no lo soy, sólo… bueno, ¡sólo era un estúpido autógrafo!
X: (abajo) ¡No escucho la regadera!
Yo: ¡ya va!, ¡ya va!, muy bien (dije dirigiéndome de nuevo a mi her… Lee) ya tengo que bañarme o me mata (apunté hacia abajo)
Lee: Si, bueno, ya tendré tiempo para interrogarte… o escuchar lo que te pregunten (movió las cejas y yo la miré mal)
Yo: basta… (Tomé mis toallas y me dirigí a la ducha)

    Me metí a bañar y puse la radio, algo de música me calmaría. Genial. ¿Justo de ellos?, existiendo tantos buenos artistas justo ¿tenían que ser ellos?; si, bueno, su voz era reconocible en cualquier lugar.
   Terminé de ducharme y me puse con mi típica blusa larga (muy larga, casi como un vestido) y debajo un short; por si acaso.
    Peiné mi cabello castaño tan sólo lo dejé suelto; hacía un poco de frío así que era lo conveniente.
    Bajé unos minutos más tarde; tenía miedo sobre que me dirían. Ya estando abajo no los vi en la sala, tal vez estarían en la… cocina, o… diablos, odiaba que hicieran esto. Toqué la puerta y desde adentro habló mi madre:

Zoé Schwartz: No esta cerrado…

    Abrí la puerta…

Robert Schwartz: Pasa, siéntate y cierra la puerta.

    Seguí lo que dijo y me senté frente a ellos. Era su oficina; su lugar “sagrado” para charlas, no esperaba algo menos que un regaño. Me quedé ahí sentada, viéndolos, según yo: ya se avecinaba una tormenta y quizá la última que vería por el resto de los días, Amén.

Robert: Muy bien, ¿desde cuando sales con este chico…? ¿Paul, se llama?
Yo: Si, así se llama, y no, no salgo con él no te preocupes…
Zoé: Pero (papá le negó con la cabeza)
Robert: sólo dime una cosa, ¿lo conocías antes? (me quedé estupefacta y poco a poco dije que no con la cabeza), muy bien, eso es suficiente para mí (sonrió victorioso)
Yo: ¿En serio?, ¿sólo eso?, me esperaba algo más grande (reí)…
Zoé: Bueno si quieres un castigo es cuestión de pedirlo (sonrió ampliamente mostrando sus dientes)
Yo: no, no, de hecho así estoy bien (sonreí) adiós… (Salí de ahí y se escuchó parte de la conversación de mis padres)
Zoé: ¿En serio piensas que sea lo apropiado?
Robert: Si, es una buena chica, yo creo que lo merece…

     Me fui sonriendo victoriosamente a mi habitación y me tiré sobre la cama feliz de que hoy no fuera el último de mis días. Puse un disco de Mozart y comencé a meditar. Bueno a veces podía ser algo extraña…

     Martes, otro día de martirio para ver a Eddie –aún- enojada. Era obvio que seguiría enojada, no me había llamado el día anterior –siempre hablábamos por las tardes, cuando ella no podía venir, en mi caso, ir- así que no sería nada nuevo si hoy no estuviera ahí para mi.
    Bajé y tomé el desayuno ya lista para ir a la escuela. Me despedí de mamá. Papá no estaba ya había ido a trabajar, como era de costumbre, salió más temprano, yo asistía a la 7 y algo a la escuela y él como a las 6, a veces a las 5, su horario variaba.
     Me fui directo a la escuela, sola. La verdad no pensaba que Edd pasaría por mí, sería algo ridículo pensar que lo haría.
     Llegué al aula y sorprendentemente había llegado temprano, y no había sido la única, Eddie también estaba ahí, sentada en su lugar de costumbre (a mi lado) pero con un semblante serio mirando por la ventana que daba a la calle.                                           Aclaré mi garganta para que supiera que no estaba sola en el aula, me miró, sonrió apenas (lo cual fue un poco extraño) y siguió mirando nostálgicamente la ventana. Me senté a su lado, lo mejor sería hablarle, no podía estar un solo día sin ella.

Yo: ¿Edd? (corregí, cuando se enojaba no le gustaba que le dijeran por el apodo) ¿Edith? (me miró con una sonrisa a medias y con unas inmensas ganas de llorar) ¿qué pasa?

    Sin pensarlo 2 veces me abrazó, yo también lo hice pero sin sacar mi cara de sorpresa y comenzó a soltar pequeños sollozos, no entendía la situación, al parecer ella comprendió que yo estaba confundida y me aclaró todo con unas 2 simples palabras:

Edith: ¡Se fue! (continuó llorando pero más fuerte)

    Solo necesito dos porque desde hacía tempo que su padre y su madre peleaban, ya habían pensado en separase pero jamás lo hacían por una única razón, sus hijas las cual no querían que sufrieran, aun que Edd ya lo sabía todo.
    No podía hacer nada más que consolarla, no entendía su situación, en mi casa no era lo mismo, la verdad siempre me había considerado una persona con suerte por tener una familia como la mía tan… unida.
    Más tarde sonó el timbre y llegaron los demás alumnos, entre ellos nuestras dos amigas,
    Pasaron las clases, salimos y bueno, traté de que olvidara aquello por un momento, tan sólo para que estuviera de buen humor por un rato.